Las plantas ornamentales

Las plantas ornamentales mejoran la calidad de vida.

 

Ed Perry - Environmental Horticulture Farm Advisor - University of California Cooperative Extension1952925-9278-ga

 

 

El uso de árboles para dar sombra al hogar puede reducir la temperatura en el desván de una casa hasta en 40º Fahrenheit en el verano. Los árboles, arbustos  y otras plantas ornamentales pueden también ayudar a ahorrar electricidad, mejorar la calidad del aire, dar privacidad, evitar el deslave de la tierra y proteger la calidad del agua, además de servir de hogar a pájaros y otras criaturas silvestres y brindar sombra y protección del viento durante nuestras actividades al aire libre.

La jardinería ornamental también aumenta la plusvalía de la vivienda,” apunta Ed Perry, especialista en horticultura con Extensión Cooperativa de la Universidad de California. “Con planeación y mantenimiento, sus árboles y plantas ornamentales tendrán un aspecto más atractivo y brindarán el máximo de beneficios.”

Además de engalanar el hogar, las plantas tienen un gran impacto ambiental. Apunta Perry que su colega, Diane Relf, especialista en jardinería y horticultura ambiental con Extensión Cooperativa en la Universidad Virginia Tech, considera que la jardinería ornamental es también una de las maneras más efectivas y económicas de mejorar y mantener la calidad del medio ambiente.

Los árboles pueden tener un efecto notorio en reducir el calor que se siente en una ciudad en el verano. La Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés) reporta que los bosques urbanos reducen marcadamente la temperatura del aire urbano al brindar sombra a edificios y otras estructuras de concreto donde se acumula el calor. Devuelven también al aire algo de humedad.

En los hogares donde se han plantado árboles caducos o deciduos en lugares adecuados, se puede ahorrar en el gasto de la electricidad. En el verano, la sombra de estos árboles evita que la temperatura dentro del hogar aumente tanto, permitiendo que los acondicionadores de aire trabajen con más eficiencia y menos electricidad. En invierno, al perder sus hojas, dejan pasar los rayos del sol y ayudan así a calentar la casa.

Por su parte, los hogares donde árboles perennes forman barreras de protección contra el viento generalmente son más cálidos en invierno que aquellos que reciben directamente el gélido aire de los vientos invernales.  Al usar árboles para modificar la temperatura y proteger contra el viento, se puede reducir la cantidad de energéticos necesarios para calentar y enfriar el hogar todo el año.

Se puede decir que las plantas “limpian” el aire. Un árbol puede absorber cada año 26 libras de dióxido de carbono, cantidad que emite un auto a la atmósfera en 11,000 millas. Al igual que los arbustos y el césped, las plantas ornamentales pueden absorber del aire el humo, polvo y otros contaminantes. Los expertos han encontrado que 1 acre de árboles puede limpiar del aire 13 toneladas de gases y partículas cada año.

La jardinería ornamental puede también usarse para aumentar la privacidad de una casa que se encuentra en una calle muy transitada. Al amortiguar el ruido y reducir en la noche el resplandor de las luces de los autos que pasan, se disfruta de mayor tranquilidad en el hogar.

Las plantas ornamentales ayudan también a reducir la erosión. Una capa gruesa de plantas de cobertura ayudan a evitar el deslave de la capa superficial del suelo, reduciéndose así la cantidad de sedimento que llega a los caminos, drenaje, ríos y lagos. Esto ayuda a mitigar las inundaciones, deslaves de colinas y tormentas de polvo.

Además de evitar el deslave de sedimento que llega hasta los mares, los árboles y plantas protegen la calidad del agua. Bien planeada, la jardinería ornamental reduce la cantidad de nitrato que se pierde del suelo y llega a las aguas subterráneas. Las plantas disminuyen también el escurrimiento de agua, evitando que lleguen contaminantes como el fósforo a nuestras aguas y evitando la sobrecarga a los  sistemas sépticos.

Los árboles brindan no sólo belleza, sino vida. ¡Plántelos, cuídelos y disfrútelos!


JoomSpirit